Bienvenido al sitio web del Dr. Ernesto Correa


  Contacto : 304 635 5263 - 310 777 0932    Bogotá, Colombia

LIPOINYECCIÓN FACIAL

La  lipoinyección  es un procedimiento  que  tiene  como  objetivo   el  restablecer  el  volumen de  tejido  blando  que  la  cara  ha ido  perdiendo  con  el  paso de  los  años.  La pérdida  de  ese  volumen   ocasiona  la  formación  de  pliegues  o  surcos en  la  cara  que  junto  con  el  descolgamiento  progresivo de  los  tejidos, dan  la  apariencia de  envejecimiento o  simplemente de  aplanamiento   de  las  facciones  lo  cual  le  resta   vitalidad   y  realce  a   la figura  facial. El  procedimiento consiste  en  tomar  grasa de  otra  parte  del  propio  cuerpo y  transplantarlo  en  los  sitios  donde  se  quiere   dar  volumen.

Los  transplantes de  grasa  se  vienen  realizado  desde  hace  muchos  años, pero  han sido  las  nuevas  técnicas  las  que  han  permitido  obtener  unos  resultados  más  naturales  y  duraderos.  Por  tratarse  de  un  transplante  de  tejido ,  el procedimiento debe realizarse  con  una  técnica  muy  cuidadosa  y  una  asepsia total (libre de  bacterias o  agentes  infecciosos),  con  el  fin de  evitar  infecciones  y  complicaciones.  Por  esta  razón  el  procedimiento  se  realiza  en  una  sala de  cirugía y  se  hace  utilizando   anestesia  local  con  sedación  o  anestesia  general.  Se  puede  realizar  la  lipoinyección  sola  aunque  la  mayor  parte  de  las  veces  la  hacemos   acompañando  a  otro  procedimiento  como  cirugía  de  nariz,  de  párpados,  de  cuello, de  mentón  o  con  un  estiramiento  facial.

La  grasa  a  ser  transplantada  puede  ser  obtenida  de  diferentes  sitios  del  cuerpo,  pero  la  que  se  utiliza  con  mayor frecuencia  es  la  del  abdomen,  mediante  una  técnica  de  liposucción.  Anteriormente   inyectábamos la grasa   directamente   después  de  ser  aspirada,  pero  en  los  últimos  años   hemos  modificado  la  técnica  con  el  fin de  obtener  resultados  más  duraderos. Actualmente  la  grasa  es   centrifugada  y  posteriormente es  mezclada  con  plasma  rico  en  plaquetas y factores de  regeneración tisular, obtenidos  de  la  sangre  del  propio  paciente.  Si  anteriormente  teníamos  resultados  que  duraban   hasta  unos  2  años,  hoy en  día con las  nuevas técnicas  y  equipos podemos decir  que  los resultados  se  extienden  hasta  4 o  5  años. El  procedimiento  podría  volverse  a  repetir  al  cabo  de  este  tiempo.  De  todas  formas  se  calcula  que  entre  un  20%  y  un  30%  de  la  grasa  inyectada  se  reabsorbe en  los  primeros  2 o 3  meses, especialmente  en las  zonas de la cara  donde  hay  más  movimiento (alrededor de la boca). Por  esta  razón siempre  se  debe  inyectar  un  poco más  de la grasa  calculada,   con el  fin de  obtener el  resultado  más  adecuado.

La  lipoinyección  tiene  muchas  ventajas  sobre  los  rellenos  faciales sintéticos,  entre  los  que  cabe  resaltar los  siguientes:

  • La principal virtud de la  lipoinyección  es  que  utiliza  un  material natural  (grasa)  tomado  del  propio  cuerpo,  lo  cual  previene el  rechazo,  la  infección  y  se  integra  totalmente a los  tejidos  donde  es  inyectada.
  • Se  puede  obtener  y  utilizar  una  gran  cantidad  de   grasa   para  reponer   el  volumen  perdido.
  • La  grasa  por  ser  un  material  natural   y  fácil de  obtener  en las  cantidades  requeridas,  resulta  mucho  más económico  que  cualquier  relleno  sintético.
  • La  apariencia  a  la  vista  y  al  tacto  que  da  la  grasa  es  totalmente  natural y  homogéneo.
  • La  duración  del  implante de  grasa  está  entre 3 a 5  años  en  promedio.

Dos  meses  después de  realizada  la  lipoinyección se  observan  cambios   notorios  en  el volumen de los  tejidos de la   cara  con mayor luminosidad y aspecto más juvenil.

Abrir chat
¿En que podemos ayudarte?
Hola, ¿Buscas cirugía plástica facial realizada por manos expertas? Escríbeme.